Sunday, 10 July 2016

La Vichyssoise, Il Vichyssuit.










Nada en este pareado podría entenderse sin conocer como punto de partida el fenómeno ‘neo-granny’ que empapa nuestros días. Alessandro Michele ha reinventado Gucci desempolvando un sinfín de baúles antiguos y, sin planchar muchas de las prendas -nótese el sarcasmo, por ese gusto que tiene el diseñador de presentar trajes y batines con marcadas arrugas, como recién rescatados del olvido-, ha demostrado cómo algo tan viejo puede resultar tan sumamente nuevo, con gancho.  

Esta vez fue antes el huevo que la gallina. Los trajes blancos llevan años entre nosotros, inmaculado recurso en cualquier colección de primavera/verano. Pero dentro de este novísimo ambiente de inspiración vetusta parecen estar tomando un tono cremoso, como ese blusón amarillento que tu abuela conserva por los gratos recuerdos que le trae, como un domingo a base de su célebre vichyssoise.  

No habrá picnic con cesta de mimbre, pero buenas ganas te entrarán al ver a tu ‘yaya’ llenarte el plato con su delantal de cuadro vichy y volantes con bordado inglés. Y es que parece que no es sopa de puerros de premio si no es servida con semejantes galas. 

Apostemos por la campestre geometría de mantel o por el cremoso monocolor, la temporada que viene tendremos que agradecer nuestros mejores momentos de etiqueta a Mr. Michele, por haber sido motor de un cambio inesperado, y a todas las abuelas del mundo y su conservadora nostalgia, que tantos de esos baúles ha llevado hasta nuestros días.







   1  Gucci, Spring 2016
   2  Sandro, Spring 2017
   3  Hardy Amies, Spring 2017
   4  Wales Bonner, Spring 2017
   5  Altuzarra, Resort 2017
   6  Gucci, Fall 2016



_picture source: Vogue Runway







No comments:

Post a Comment